Exposiciones

Azul lluvia Manuel Eirís Del 14 de noviembre al 10 de enero

Azul lluvia:

Azul Lluvia es un color de la línea de aerosoles de base agua de la marca MTN que uso a veces para pintar pero también pinto con aerosoles de base agua de otros colores y otros materiales como ceras grasas y óleo.

Cuando llueve no se puede patinar, por lo menos aquí en Santiago que no hay ninguna zona cubierta habilitada, lo que da mucha pena porque los amantes de otros deportes no tienen estos problemas tan elementales. Los aficionados de la zumba acuática tienen piscinas climatizadas, por ejemplo, y los futboleros… vamos a dejarlo. En todo caso antes era peor, de pequeño recuerdo que patinaba junto a otros amigos en los soportales de la iglesia de Salomé en la Rúa Nova; a veces nos reñía el cura por hacer ruido cuando había misa, o el portero del cine de enfrente, el Salón Teatro, porque se oían nuestros golpes dentro de la sala y en verano, el dueño del bar Rhin porque se nos escapaban las tablas contra los cuatro turistas que se ponían en su terraza. La cera para que resbalara el monopatín sobre el bordillo del escalón que hay delante de dicha iglesia a veces la traíamos de la catedral, bueno, la robábamos. Era una época en la que se podía entrar y salir de allí sin que hubiera un guardia de seguridad que cacheara a la gente, además no había tanta cola, en realidad no había cola ni el día del Apóstol, creo. Era poca cosa, claro, una velita de vez en cuando, bueno, más bien cirios que duraban más.

 

La pintura con tanta humedad tarda mucho en secar y el óleo más todavía, muchas veces me cuesta tener paciencia para no dar la siguiente capa a otra que todavía está fresca, o esperar para ver cómo va a quedar tal o cual color una vez seco. Pintar con aerosoles es formar una nube que llueve sobre un cuadro. Decía Daniel Buren que un día podremos decir que pinta, igual que decimos que llueve o nieva.

Con el fin de ofrecer un mejor servicio, nuestra web utiliza cookies Saber más Aceptar